Eliminar azúcar para siempre en 60 días
Nivel Esfuerzo: Alto
Tiempo: 60 días
Porcentaje Éxito: Bajo

¿Alguna vez te has preguntado por qué no puedes perder peso o parece que no puedes seguir una dieta?

Es probable que estés atrapado por una adicción al azúcar y ni siquiera lo sepas. Aquí hay un plan de cinco pasos para ayudarte a reducir los antojos del dulce y comenzar a comer los alimentos adecuados.

Comer de esta manera no solo te ayudará a terminar con el dulce: te sentirás mejor, más liviana y con más energía. Y te resultará mucho más fácil lograr tus objetivos de pérdida de peso.

 

Fase 1: Eliminar las bebidas azucaradas

Tiempo: 1 a 2 semanas

Hay muchos culpables: refrescos, aguas endulzadas, bebidas de café, bebidas energéticas, zumos de fruta e incluso zumo de manzana. De hecho, el zumo de manzana puede ser una combinación de saborizante de manzana y edulcorante 100% derivado de la fructosa concentrada de la manzana, por lo que se lo puede llamar zumo de manzana 100%.

Un problema es que el tamaño de estas bebidas puede ser engañoso; también pueden ser una forma en la que más azúcar y calorías pueden introducirse en tu dieta sin tu conocimiento.

infografia Eliminar el azúcar para siempre en 60 días
Infografia Eliminar el azúcar para siempre en 60 días

Una bebida convencional de 330ml contiene 35 gramos, tiene aproximadamente 139 calorías. En las cadenas de comida rápida, tiendas de conveniencia y cines, estas bebidas se ofrecen en porciones que pueden contener entre 300 y 500 calorías.

Incluso se ha demostrado que eliminar una lata por día produce una pérdida de peso de 0,5 kilos a los seis meses y de 0.65 kilos a los 18 meses.

Puede que no parezca una gran cantidad, pero recuerde que muchas personas no están bebiendo solo una lata al día.

Aproximadamente la mitad de los europeos beben bebidas azucaradas y de esta mitad, alrededor del 25% obtienen 200 o más calorías de ellos.

Cómo evitar las bebidas azucaradas: Si eres un gran bebedor de estas bebidas, puede ser difícil, y la mejor opción es irse de ellas a toda máquina.

Esto se debe a que no forman parte de tu nueva forma de comer, y se sugiere que no permitas que incluso una pequeña cantidad de ellos entre en tu dieta. No tienen valor, aparte de darte placer, lo que obtendrás de otro lugar a partir de ahora.

Haz una lista de todas las bebidas azucaradas que bebes y crea un plan para los sustitutos para que no sientas la tentación de hacer trampas. Tira los que tienes en casa por el fregadero, y quitatelos de tu lista de la compra.

Fase 2: Eliminar los alimentos nocivos

Eliminar los alimentos nocivos

Tiempo: 2 a 3 semanas

Probablemente encontrarás estos alimentos en máquinas expendedoras, en eventos deportivos y en restaurantes de comida rápida. Sin embargo, también es probable que los encuentres alineados en los estantes de tu despensa.

De hecho, lo más probable es que estén alimentando tu adicción. Es importante identificar las fuentes de azúcares innecesarios en tu dieta y recortarlos.

Esto significa que tendrás que eliminar alimentos dulces como pasteles, galletas, barras de dulce y helado, así como alimentos salados como patatas fritas, palomitas de maíz, todos los cuales son ejemplos clásicos de comida basura.

Esto incluye incluso productos aparentemente saludables, como la mayoría de las barras de granola, barras de energía, barras de fruta, pasteles de arroz con caramelo y galletas saladas. Conoces la comida basura cuando la ves, y si dudas, probablemente sea comida basura.

Cómo eliminar la comida basura de tu dieta: Estos tipos de alimentos no tienen cabida en tu dieta, y debes trabajar para deshacerte de todas ellas.

Al igual que las bebidas azucaradas, es muy probable que estés alimentando el círculo vicioso de tu dependencia de ellas.

Algunas personas pueden prometer no comer más comida basura en esta fase y estar bien, pero es posible que debas reducir su ingesta más lentamente y eliminar estos productos uno por uno.

Si tiendes a comer mucha comida basura, haz una lista de los artículos que tiendes a comer en exceso y luego determina cuáles son los más altos en azúcares y otros carbohidratos. A continuación, puedes priorizar cuáles deben eliminarse primero.

Por ejemplo, si consumes regularmente productos con un alto contenido de azúcar como pastel de café y barras de caramelo y comes un par de magdalenas en el postre todas las noches, cometelas primero.

Una vez que estés seguro de haber pasado de ellas, seleccione otros elementos en tu lista de la compra. Trabaja en tu lista de alimentos basura comunes hasta que los haya eliminado a todos.

La clave para eliminar la comida basura es reemplazarla con alternativas saludables (no sustituirlas por otras comidas basura).

Fase 3: Reducir drásticamente los carbohidratos

Reducir drásticamente los carbohidratos

Tiempo: 3 a 4 semanas

Cuando llegues a este punto, date una palmadita en la espalda y felicítate! Has eliminado las calorías vacías y ricas en azúcar de tu dieta.

En este punto, debe comenzar a ver y sentir un cambio: tiene menos síntomas de abstinencia y más energía, y hay una diferencia notable en la forma en que te ves y te sientas respecto de ti mismo.

Si bien ya la disminución de la ingesta de hidratos de carbono simples, como los azúcares de las bebidas, aún debe hacer frente a los carbohidratos complejos, como el pan, la pasta y el arroz.

Los carbohidratos simples y complejos afectan a tu nivel de azúcar en la sangre de manera que pueden disminuir tu pérdida de peso.

Si los comes en exceso, pronto anhelarás otros alimentos, a menudo los que son altos en azúcar o en gran parte consisten en otros carbohidratos.

Comer demasiados carbohidratos es como montarse en una montaña rusa; tu nivel de azúcar en la sangre aumenta poco después de comer, y luego se descompone después de un corto período de tiempo.

Antes de que te des cuenta, estarás hambriento porque tu cuerpo digerió rápidamente la comida; anhelas más, y así los altibajos continúan.

Hay una manera de salir de la montaña rusa y tomar el control: reducir la ingesta de carbohidratos, nos referimos a comer poca cantidad y de esta manera evitar los terribles sentimientos asociados con el síndrome de abstinencia.

Cómo es el proceso de reducir el consumo: de pan, pasta, arroz, etc. probablemente llevará más tiempo que las dos etapas anteriores.

Esto se debe en gran parte a que muchas personas dependen en gran medida de estos tipos de carbohidratos complejos como los principales componentes en muchas comidas.

En lugar de comer tostadas para el desayuno o un sándwich para el almuerzo, tendrá que buscar alternativas.

En cambio, puede optar por huevos y frutas para el desayuno, y una gran ensalada verde con pollo en la parte superior para el almuerzo.

Una buena estrategia es enumerar los carbohidratos que tiendes a comer en exceso, y luego cortarlos uno por uno.

Haz una regla de oro que una vez que cortes con algo, lo cortes para siempre. Elimine primero los panes y las pastas, luego continúe con los cereales (a menos que coma muchos cereales muy endulzados, en cuyo caso debe cortarlos primero, ya que están cargados con azúcares añadidos).

A continuación, elimine los arroces y otros almidones. Por ejemplo, en lugar de consumir dos tazas de espagueti para la cena, intente tomar una taza y cubrirla con un poco de carne magra para completar tu comida.

Eventualmente, puedes reemplazar la pasta por una calabaza vegetal que es un gran sustituto. Al hacer pequeños cambios mientras te sientes listo y continuar haciendo un seguimiento de lo que estás comiendo, te encontrarás transitando a una nueva forma de comer con facilidad.

Lista de vitaminas y minerales que te pueden ayudar a sentirte con mas energía.

Fase 4: Reducir los azúcares ocultos

REDUCIR AZUCARES OCULTOS

Tiempo: 1 a 2 semanas

Los aderezos, las salsas y los condimentos pueden parecer simplemente que agregan algo de sabor a tus alimentos, pero a menudo agregan azúcares que pueden contrarrestar tus objetivos de pérdida de peso.

Una pequeña cantidad de algunos condimentos puede agregar gramos enteros de azúcar a tu comida. Además, generalmente no usamos solo un paquete de salsa agridulce o ketchupempapamos nuestra comida en estos complementos ricos en azúcar.

Por lo tanto, podrías pensar que estás haciendo todo lo posible para reducir la cantidad de azúcares que está consumiendo, pero podría no ser el caso si continúas comiendo alimentos con azúcares ocultos.

Ten en cuenta que hay muchos alimentos que parecen ser alimentos “dietéticos” que en realidad podrían ser malos para tu nuevo plan de alimentación.

Muchos alimentos etiquetados como “dieta”, “bajos en grasa” o “sin grasa” reemplazan el contenido de grasa con más carbohidratos.

Tendemos a ver “bajo en grasa” y creemos que esta es una opción saludable, pero si “baja en grasa” es un sinónimo de “alto contenido de azúcar”, entonces es claramente un no-no.

También hay productos en el mercado que están etiquetados como “sin azúcar”, que atraen a personas diabéticas o que intentan restringir su ingesta de azúcar.

Proceda con precaución con estos productos también. Si bien estos productos pueden estar libres de azúcar, aún pueden contener muchos carbohidratos de metabolización rápida.

Puedes encontrarte, a medida que progresa de una fase a la siguiente, que la reducción de azúcares ocultos o menos conocidos va más suavemente que las fases anteriores.

Esto se debe a que ya habrás establecido hábitos de alimentación saludables y estarás acostumbradote a hacer sustituciones por los alimentos que solías comer en exceso.

El objetivo aquí es utilizar tu conocimiento de las etiquetas nutricionales para identificar los alimentos que consumes que contienen azúcares ocultos y reemplazarlos.

Fase 5: Mantén tu nueva forma de comer

Tiempo: el resto de tu vida

Esta es una forma de comer, no una dieta temporal. Eso significa que una vez que elimines estos alimentos azucarados y ricos en carbohidratos, continuarás comiendo de esta manera por el resto de tu vida.

Si solo comes de esta manera temporalmente y, finalmente, vuelves a tu antigua forma de comer, puedes estar seguro que volverás a tu peso rápidamente.

Las cuatro fases que acabamos de describir sientan las bases para un estilo de alimentación saludable que pueda mantener para siempre.

La clave para alcanzar tus metas radica en tu conocimiento de dónde existen azúcares y con qué puedes reemplazarlos, y el deseo y la dedicación constantes de seguir tus conocimientos.

Recuerda, cada fase lleva tiempo. Siga las pautas de tiempo asignadas, como mínimo. Sé paciente contigo mismo.

Si encuentra que una fase te lleva más tiempo de lo que está en la lista o de lo que esperabas, ¡está bien!

El punto importante es lograr el objetivo de esa fase, no la rapidez con la que lo haces. Intenta identificar por qué ciertas fases son más difíciles que otras.

Esto puede ayudarlo a resolver problemas y encontrar formas de transición a través de esa fase que sean específicas para tus necesidades. Invierte el tiempo que necesites; valdrá la pena a largo plazo.

A continuación os dejamos el siguiente vídeo. Se muestra un breve documental muy interesante que os ayudará a comprender como funciona la industria del azúcar. La OMS “Organización mundial de la salud” recomienda un máximo de un 10% de azúcar diario.¡Miradlo que vale la pena! 😉

Amplia mas información sobre los mejores alimentos que cambiaran tu vida.

La OMS explica en este articulo sobre el gran problema de nuestro siglo la obesidad y el sobrepeso.

Compartir